Menú de Navegación - Páginas
Menú de Navegación - Categorías

¿Qué es Ayurveda?

Ayurveda, (Ayur = vida, Veda = ciencia o conocimiento) es uno de los sistemas más antiguos del cuidado natural de la salud. Tiene sus orígenes en la tradición milenaria Védica de la India cerca de 5,000 años atrás. Actualmente, Ayurveda es considerada una de las formas de medicina holística más accesibles y eficientes en Occidente ya que trata exhaustivamente los factores que influencian nuestra calidad de vida. Los principios de Ayurveda estipulan que nada existe en forma aislada; por esta razón, todo aquello con lo que interactúas, tu dieta, tu familia, tu trabajo o tus relaciones, tiene un efecto en tu salud y en tu bienestar.

Principios de Ayurveda

Un principio rector de Ayurveda es que la mente y el cuerpo están conectados y que la mente posee una influencia profunda sobre nuestra salud y nuestro bienestar. Ayurveda  establece que la salud es más que la ausencia de enfermedad; es un estado dinámico de equilibrio e integración de cuerpo, mente y espíritu. La salud auténtica constituye un estado de bienestar constante, no una condición de tranquilidad temporal o un período sin dolencias. El bienestar es el estado en el cual uno siente paz, calma y tranquilidad internas; aquellos estados que oponen resistencia a inquietarnos o desequilibrarnos incluso en circunstancias que pueden preocuparnos o atormentarnos.

Nuestra constitución de mente/cuerpo

Por medio del reconocimiento de que los seres humanos somos parte de la naturaleza, Ayurveda describe tres energías fundamentales que gobiernan nuestros ambientes internos y externos: movimiento, transformación y estructura. Estas fuerzas primarias, que en sánscrito son conocidas como Vata (Viento), Pitta (Fuego) y Kapha (Tierra), son responsables de las características de nuestra mente y cuerpo.

Cada uno de nosotros posee una proporción única de estas tres fuerzas que dan forma a nuestra naturaleza. Si nuestro sistema es dominado por Vata, tendemos a ser delgados, luminosos, entusiastas, energéticos e inconstantes. Si en nuestra naturaleza predomina Pitta, tendemos a ser intensos, inteligentes, orientados hacia los objetivos y tenemos una gran pasión por la vida. Cuando se impone Kapha, tendemos a ser de buen trato, metódicos y cariñosos. Si bien es cierto que todos poseemos las tres fuerzas, la mayoría de las personas tenemos uno o dos elementos que predominan en nuestro ser.

Para cada elemento, existe una expresión de equilibrio y desequilibrio. Cuando Vata está equilibrado, una persona es alegre y creativa. No obstante, cuando hay mucho movimiento en el sistema, una persona tiende a experimentar ansiedad, insomnio, piel seca, constipación y dificultad para centrar la atención. Cuando Pitta funciona de manera equilibrada, una persona es cálida, amigable, disciplinada, buen líder y buen orador. Si Pitta está desequilibrado, la persona tiende a ser compulsiva e irritable y puede sufrir indigestión e hinchazón. Cuando Kapha está equilibrado, una persona es dulce, brinda su apoyo y es estable, mientras que cuando Kapha está  desbalanceado, la persona puede experimentar pereza, aumento de peso y congestión nasal.

Un objetivo importante de Ayurveda es identificar cuál es el estado ideal de equilibrio de una persona, determinar en dónde está desequilibrada y ofrecer intervenciones por medio de dietas, hierbas, aromaterapia, tratamientos de masajes, música y meditación para restablecer el equilibrio.

Según Ayurveda, cada uno de nosotros hereda una mezcla única de tres principios de mente/cuerpo que moldea nuestras características mentales y físicas específicas. Estos tres principios son denominados doshas. La mayoría de nosotros posee uno o dos doshas que están más vivos en nuestra naturaleza, mientras que el o los restantes tienen menos importancia.

Los tres doshas: Vata, Pitta y Khapa.

Si somos predominantemente Vata, tendemos a ser delgados, luminosos y rápidos en nuestros pensamientos y acciones. El cambio es una constante en nuestras vidas. Cuando Vata está equilibrado, somos creativos, entusiastas y alegres. Pero si Vata se vuelve desmedido, podemos desarrollar ansiedad, insomnio o digestión irregular.

Si el dosha Pitta está más vivo en nuestra naturaleza, tendemos a ser musculosos, listos y determinados. Si está equilibrado, somos cálidos, inteligentes y buenos líderes. Si Pitta está desequilibrado, nos puede volver críticos, irritables y agresivos.

Si nuestra naturaleza es más Kapha, tendemos a poseer una contextura más pesada, pensamos y nos movemos más pausadamente y somos estables. Cuando está equilibrado, nos proporciona calma, dulzura y lealtad. Cuando es excesivo, Kapha puede causar aumento de peso, congestión y resistencia a cambios saludables.

Por medio de la utilización de los principios de Ayurveda, podemos identificar la naturaleza de nuestro sistema de mente/cuerpo y utilizar ese conocimiento para tomar las decisiones más saludables para nuestras vidas. Es muy común que la gente presente una combinación de características y que una sea más dominante que las demás.

 César Gamio - Certified Corporate Wellness Specialist - CesarGamio.com
 César Gamio - Executive Life Coach - EMCC-EIA - CesarGamio.com
 César Gamio - Chopra Center Certified Instructor - CesarGamio.com
César Gamio - Certified Corporate Wellness Specialist - CesarGamio.com César Gamio - Executive Life Coach - EMCC-EIA - CesarGamio.com
César Gamio - Chopra Center Certified Instructor - CesarGamio.com