El tipo de atención que le brindamos a esas creencias limitantes, tiene profundas implicancias en nuestro desarrollo

¿Cuándo fue la última vez que te escuchaste decir decir «No podré hacer esto» o «No creo que pueda lograrlo»? En mi caso fue ayer, y probablemente el día anterior también. Todos, sin excepción, experimentamos creencias limitantes; es parte del ser humano.

El tipo de atención que le brindamos a esas creencias limitantes, tiene profundas implicancias en nuestro desarrollo como profesionales, padres, pareja y en casi todos los roles que asumimos en la vida. Si has tenido una creencia limitante específica que te ha estado frenando durante más tiempo del que quisieras, existe un proceso de 4 pasos, simple pero muy efectivo, que te ayudará a transformar creencias limitantes en creencias empoderadoras.

Paso 1: – Conciencia – Identifica las creencias limitantes que te impiden crecer y progresar (no soy lo suficientemente bueno para lograr X, no soy lo suficientemente inteligente para convertirme en Y, etc.).

Paso 2. – Reflexión – Hazte las siguientes preguntas y escribe las respuestas: ¿Qué podría lograr sin esta creencia? ¿En que tipo de persona podría convertirme sin esta creencia? ¿Cuál es la experiencia opuesta que podría vivir sin esta creencia?

Paso 3. – Afirmación – Inspirado por la energía de tu reflexión profunda, escribe en un papel tu nueva creencia positiva (soy lo suficientemente bueno para lograr X, soy lo suficientemente inteligente para convertirme en Y, etc.).

Paso 4. – Recordación – Cada vez que la creencia limitante surja en tu mente, contrarresta ese pensamiento con tu nueva creencia positiva, diciéndola en voz alta. Esta acción reforzará la vía neuronal en tu cerebro que respalda la nueva creencia positiva.

Simple, poderoso y basado en evidencia. Prueba este proceso de 4 pasos y disfruta del progreso que te brindará.

Siempre al servicio de tu bienestar,

César