Puedes recuperar rápidamente tus niveles de productividad y concentración si sigues estos consejos.

¿Has notado que volver al «modo trabajo» después de tomarte un tiempo libre puede ser sorprendentemente desafiante? Algunas personas incluso entran un poco en pánico creyendo que han perdido esas habilidades que las hacen tan distintivas.

Pero no te preocupes, puedes recuperar rápidamente tus niveles de productividad y concentración si sigues estos consejos:

Prioriza, prioriza, prioriza. En lugar de concentrarte en tu bandeja de entrada como tu primera orden del día, toma un lápiz y papel y escribe las cosas más importantes en las que debes enfocarte. Una vez que tengas un plan de acción claro basado en tus principales prioridades, procede con un enfoque implacable. Como Bruce Lee profesó alguna vez: «El guerrero exitoso es el hombre promedio con un enfoque como láser”.

Ponte en contacto con los miembros de tu equipo. No aceptes todas las reuniones a las que te han invitado a asistir. Un mejor uso de tu tiempo es tener reuniones breves y enfocadas con miembros clave de tu equipo para que tus relaciones vuelvan a sincronizarse. Tus conversaciones deben permitirte confirmar tus prioridades y darle el envión adicional de energía que necesitas para potenciar tu regreso.

Deja que tus intenciones gobiernen tu día. Asegúrate de comenzar tu día sabiendo lo que te gustaría lograr durante ese día y esa semana. Siempre que sientas que algo lo distrae, regresa al puerto seguro de tu intención para recordarte que debes mantener el rumbo que te fijaste.

Sigue tomando breaks (descansos). El hecho de que acabas de regresar a trabajar luego de un periodo de descanso (tan corto como un fin de semana), no significa que debas dejar de tomarte un tiempo libre varias veces al día para recargar energías. Recuerda de tomar breaks de 5 a 10 minutos cada 90 minutos si deseas operar al máximo.

Y en las palabras del recordado Steve Jobs, no olvides que lo que necesitas es “Enfoque y simplicidad…. Una vez que llegas allí, puedes mover montañas «.

Siempre al servicio de tu bienestar,

César