¿Darás forma a la nueva normalidad o esperarás a que alguien más lo haga por ti?

¿Darás forma a la nueva normalidad o esperarás a que alguien más lo haga por ti?

La clave para crear un entorno que permitirá que tu gente prospere.

Dado que algunos de nosotros estamos volviendo gradualmente al trabajo en oficina (de manera parcial o total), ¿no sería bueno tener una idea clara de cómo será realmente la nueva normalidad? Desafortunadamente, no muchas empresas tienen una estrategia clara de regreso al trabajo y existe una gran incertidumbre sobre las políticas laborales, la salud y la seguridad y los planes para responder a posibles futuros brotes asociados a la pandemia.

Algunas organizaciones han tenido un enfoque fragmentado al comunicar sus políticas a sus empleados. Entiendo que las cosas todavía están evolucionando, pero también lo está el mundo de los negocios y las empresas todavía tienen estrategias de mercado bien estructuradas a pesar de los escenarios competitivos y de mercado en constante cambio.

Como todos los planes estratégicos, una estrategia de regreso al trabajo siempre se puede revisar y ajustar, por lo que no hay excusa para no tener una, incluso en tiempos de incertidumbre. He escuchado a algunos ejecutivos decir, «pero no sé cómo será el futuro». Recuerda que tienes el poder de crear tu propio futuro y dar forma a la nueva normalidad, entre otras cosas, asegurándote de integrar las demandas y expectativas de tus empleados.

No esperes pasivamente a que la nueva normalidad se desarrolle y se forme lentamente ante ti. Se proactivo, creativo y compasivo: desarrolla una estrategia que vele por el talento que tanto deseas proteger y preservar.

Si no tomas medidas ahora, la nueva normalidad será moldeada por alguien o algo que no serás tú, y es posible que no te guste cómo se ve esa nueva normalidad.

Siempre al servicio de tu bienestar,

César

Estudios sugieren que líderes probablemente no estén brindando a su gente el apoyo que necesitan.

Estudios sugieren que líderes probablemente no estén brindando a su gente el apoyo que necesitan.

Existe una división significativa entre lo que los líderes piensan que ofrecen sus empresas y cómo piensan y sienten los empleados sobre el apoyo real que están recibiendo.

¿Crees que le estás brindando suficiente apoyo a tu equipo durante este periodo de incertidumbre? ¿Estás invirtiendo lo suficiente en el bienestar de tu gente? Según una investigación reciente del IBM Institute for Business Value, es posible que no estés haciendo todo lo necesario.

El estudio, que recopiló datos de miles de ejecutivos y empleados en más de 20 países, demostró que existe una división significativa entre el apoyo que los líderes creen que ofrecen sus empresas y cómo se sienten los empleados sobre el apoyo real que están recibiendo.

Por ejemplo, el 80% de los ejecutivos encuestados dicen que están apoyando la salud física y emocional de su fuerza laboral, pero solo el 46% de los empleados están de acuerdo. Lo alarmante es que estas opiniones divergentes se extienden a casi todas las respuestas del empleador a la pandemia, desde comunicarse claramente con los empleados hasta ayudar a los empleados a aprender las habilidades necesarias para trabajar en un entorno híbrido.

Algunos líderes me han expresado su frustración porque sientes que sus esfuerzos no han sido reconocidos y apreciados, especialmente cuando se enfrentan a las presiones y desafíos que presenta el entorno actual cambiante e incierto. Pero los empleados están bajo presión también y tratan esforzadamente de mantenerse sanos y seguros mientras cumplen con sus responsabilidades profesionales.

Si los líderes no intensifican sus esfuerzos de manera significativa y comienzan a ofrecer apoyo de primer nivel para satisfacer las necesidades de bienestar de su gente, una vez que los mercados laborales se recuperen, verán a su talento clave irse como aves migratorias a empresas que decidieron invertir en el bienestar de sus empleados.

Después de todo, los valores del líder se reflejarán en sus acciones o inacciones.

Siempre al servicio de tu bienestar,

César

Bienestar laboral: Yendo más allá de ser buena gente con tu equipo.

Bienestar laboral: Yendo más allá de ser buena gente con tu equipo.

Los grandes líderes son estratégicos al cuidar el bienestar de su gente

Cuando les pido a los líderes que evalúen sus esfuerzos para promover una cultura de bienestar en sus negocios, la mayoría de las veces responden con «Lo tenemos cubierto», «Lo estamos haciendo bien», etc. Sin embargo, cuando profundizo usando herramientas que miden objetivamente el nivel de bienestar en su lugar de trabajo, descubro que este no es el caso. Los resultados que les muestro sobre el estado actual de su cultura de bienestar a menudo los sorprenden, ya que se dan cuenta de que su percepción está divorciada de la realidad.

Estamos en 2021, y Gallup todavía informa que “Casi el 85% de los empleados en el mundo todavía no se sienten comprometidos o están activamente desconectados psicológicamente del trabajo, a pesar de un mayor esfuerzo por parte de las empresas”. Los líderes auténticos que brindan una experiencia de trabajo única y memorable a sus empleados (que a su vez impulsa el desempeño comercial del negocio) tienen varias cosas en común:

a) Reconocen que su percepción puede ser engañosa, por lo que miden constantemente sus esfuerzos por mejorar el bienestar laboral.

b) Comparan sus resultados con los estándares internacionales y realizan las inversiones necesarias para corregir el rumbo.

c) Enjuague y repita.

Los buenos líderes nunca dejan de trabajar en mejorar el bienestar laboral de su empresa, porque entienden que invertir en el bienestar de los empleados no se trata solo de realizar una “semana de salud & bienestar” en marzo, un webinar en junio y sesiones de yoga los viernes por la mañana. Se trata de coherencia, objetividad y empatía al medir, planificar y ejecutar esfuerzos para mejorar el bienestar laboral todos los años, día tras día.

Tenemos que ir más allá de lo que «pensamos» que es correcto y ser estratégicos en cuanto al bienestar laboral. Tenemos que poner el trabajo y aplicar el conocimiento necesario para crear una cultura de bienestar laboral que ayude a las personas a rendir mejor sin tener que hipotecar su salud en el proceso.

Siempre al servicio de tu bienestar,

César

Cómo recuperar el brillo en tu rendimiento luego de tomarte un tiempo libre

Cómo recuperar el brillo en tu rendimiento luego de tomarte un tiempo libre

Puedes recuperar rápidamente tus niveles de productividad y concentración si sigues estos consejos.

¿Has notado que volver al «modo trabajo» después de tomarte un tiempo libre puede ser sorprendentemente desafiante? Algunas personas incluso entran un poco en pánico creyendo que han perdido esas habilidades que las hacen tan distintivas.

Pero no te preocupes, puedes recuperar rápidamente tus niveles de productividad y concentración si sigues estos consejos:

Prioriza, prioriza, prioriza. En lugar de concentrarte en tu bandeja de entrada como tu primera orden del día, toma un lápiz y papel y escribe las cosas más importantes en las que debes enfocarte. Una vez que tengas un plan de acción claro basado en tus principales prioridades, procede con un enfoque implacable. Como Bruce Lee profesó alguna vez: «El guerrero exitoso es el hombre promedio con un enfoque como láser”.

Ponte en contacto con los miembros de tu equipo. No aceptes todas las reuniones a las que te han invitado a asistir. Un mejor uso de tu tiempo es tener reuniones breves y enfocadas con miembros clave de tu equipo para que tus relaciones vuelvan a sincronizarse. Tus conversaciones deben permitirte confirmar tus prioridades y darle el envión adicional de energía que necesitas para potenciar tu regreso.

Deja que tus intenciones gobiernen tu día. Asegúrate de comenzar tu día sabiendo lo que te gustaría lograr durante ese día y esa semana. Siempre que sientas que algo lo distrae, regresa al puerto seguro de tu intención para recordarte que debes mantener el rumbo que te fijaste.

Sigue tomando breaks (descansos). El hecho de que acabas de regresar a trabajar luego de un periodo de descanso (tan corto como un fin de semana), no significa que debas dejar de tomarte un tiempo libre varias veces al día para recargar energías. Recuerda de tomar breaks de 5 a 10 minutos cada 90 minutos si deseas operar al máximo.

Y en las palabras del recordado Steve Jobs, no olvides que lo que necesitas es “Enfoque y simplicidad…. Una vez que llegas allí, puedes mover montañas «.

Siempre al servicio de tu bienestar,

César

El fallar si es una opción

El fallar si es una opción

La frase memorable que surgió de la NASA «El fallar no es una opción» ha postulado una concepto equivocado respecto a los aspectos positivos del fallar.

Cuando mi hija tenía 8 años, vino una tarde a mi estudio con un papel blanco con una palabra escrita de lado a lado en letras grandes y bien marcadas. La palabra era “F.A.I.L.” (fracaso, en inglés).

Con una sonrisa picarona me preguntó: “papá, ¿sabes lo que significa F.A.I.L.?” En cuando me di cuenta de que tramaba algo, le dije: “dímelo tú”. Con seguridad, me respondió: “papá, F.A.I.L. significa First Attempt In Learning (Primer Intento En Aprender, en inglés)”.

Automáticamente sentí alegría al escuchar su respuesta, ya que entendí que si esta creencia se arraigaba en ella, el nivel de empoderamiento y seguridad que sería capaz de desarrollar se convertiría en una ventaja a la hora de correr riesgos necesarios en su vida.

Cuatro años más tarde, sigo recordándole lo que me explicó esa tarde. Como padre, me di cuenta de que tengo que estar atento en todo momento, para evitar que el condicionamiento social afecte su creencia positiva.

De la misma manera, sigo recordándole lo que Thomas Edison le respondió a alguien que lo criticaba por sus intentos fallidos de lo que posteriormente fue la bombilla incandescente: “no he fallado. Simplemente he encontrado 10.000 maneras que no funcionan”.