¿Vale la pena saltearse el desayuno?

¿Vale la pena saltearse el desayuno?

Algunos de nosotros nos levantamos, miramos el reloj y, si bien sabemos que sería bueno sentarse a disfrutar de un desayuno saludable de manera consciente, sentimos que la prisa de la mañana no lo hace posible. Una taza de café, un tostada insípida y seca con algo de mantequilla o mermelada y salimos corriendo. Otras personas simplemente compran algo rápido camino al trabajo o simplemente no desayunan. El desayuno, ¿constituye una comida tan importante? ¿Es posible compensar el desayuno con las demás comidas del día? (más…)

¿Cuál es la mejor hora para acostarse?

¿Cuál es la mejor hora para acostarse?

“Creo que estás siendo dogmático”, me dijo una señora entre el público participante de uno de mis talleres de bienestar con respecto al consejo que estaba dando sobre cuál es el momento ideal para acostarse en el caso de los adultos. Este comentario no me extrañó, ya que estoy bastante acostumbrado a sentir un grado de resistencia cuando explico que la ciencia apoya la recomendación de irse a dormir cerca de las 10 de la noche.

(más…)

La razón desconocida por la cual sufrimos de estrés: Consejo 4

La razón desconocida por la cual sufrimos de estrés: Consejo 4

En mis publicaciones anteriores, hice referencia a 3 de las 4 razones por las cuales sufrimos estrés: el percibir situaciones como estresantes por la manera en la que está configurado nuestro cerebro, ingerir alimentos que elevan rápidamente nuestros niveles de azúcar y consumir estimulantes (especialmente la cafeína). Me gustaría compartir contigo la razón número 4 por la que experimentamos estrés, que también resulta ser la más desconocida: un desequilibrio y/o una deficiencia hormonal. (más…)

Cómo impactan el café y el té en tus niveles de estrés: Consejo 3

Cómo impactan el café y el té en tus niveles de estrés: Consejo 3

En las publicaciones anteriores hablamos sobre 2 de las 4 razones por las cuales experimentamos estrés. La primera está relacionada con la manera en la que percibimos las situaciones cotidianas, que deriva de la configuración de la red neuronal en nuestro cerebro. El segundo desencadenante de estrés se relaciona con un descenso del nivel de azúcar en la sangre producido por ingerir alimentos con alto contenido de azúcar y que liberan esta misma azucar rápidamente en nuestro torrente sanguíneo. Este artículo se ocupa del tercer desencadenante del estrés: el consumo de estimulantes cargados de cafeína, tales como el café y la mayoría de los tés. (más…)